PC atendió oportunamente emergencia por lluvias en Valencia y Naguanagua

La Gobernación Bolivariana de Carabobo, a través de un equipo multidisciplinario encabezado por el Instituto Autónomo de Protección Civil y Administración de Desastres (Iapcadec), atendió oportunamente las afectaciones generadas por las fuertes precipitaciones registradas la tarde de este lunes en los municipios Valencia y Naguanagua.

Así lo indicó, Juan Carlos Vitas, presidente de Protección Civil Carabobo, quien en compañía de integrantes de la directiva de la institución ofreció en rueda de prensa un balance general, ante el aguacero que mantuvo en alerta a las autoridades.

Vitas explicó que aproximadamente a las 4:00 de la tarde y por espacio de casi una hora, se registraron precipitaciones tipo chubasco producto del calentamiento diurno, formándose masas de aire convectivas que originaron nubes de tipo cumulus numbus, unido a una baja presión generando la lluvia (de 30 a 60 milímetros de agua), acompañadas de granizo blando y vientos que alcanzaron 42 kilómetros por hora.

Apuntó que desde horas tempranas, siguiendo instrucciones del gobernador Francisco Ameliach, funcionarios de Gestión de Riesgo con apoyo de autoridades nacionales se mantenían en alerta ante esta situación, monitoreando las condiciones atmosféricas.

“Desplegamos a 150 efectivos incluidos voluntarios, quienes trabajaron hasta la media noche restableciendo el tránsito vehicular y apoyando a ciudadanos afectados en Valencia y Naguanagua”, dijo.

En cuanto a las afectaciones producto del aguacero, detalló que en las parroquias San José, San Blas y Rafael Urdaneta en Valencia; así como diferentes sectores del municipio Naguanagua se evidenciaron inundaciones.

No se reportaron decesos ni lesionados

Asimismo, Vitas informó que 11 sectores presentaron afectaciones, 10 árboles colapsaron y 8 viviendas resultaron deterioradas por la caída de éstos. A la par, comunicó que no se reportaron personas fallecidas ni lesionadas.

“La mayor afectación se presentó en el sector Mañonguito, donde una vivienda resultó severamente dañada tras la caída de un árbol de grandes dimensiones, el caso está siendo atendido por la Secretaria de Desarrollo Social de la Gobernación”, añadió.

El titular de Protección Civil en Carabobo, resaltó la articulación con las diferentes autoridades para atender las emergencias. “Fue un trabajo impecable junto a los bomberos municipales y voluntarios. La labor se mantiene realizando constantes recorridos en zonas vulnerables en los 14 municipios”, agregó.

Población mantenerse preventiva

Agregó que las precipitaciones continuarán durante el mes por efecto del calentamiento y masas de aire convectivo, por lo que hizo un llamado a la población a mantenerse preventiva.

El representante del ejecutivo regional, aprovechó la ocasión para hacer un llamado a la colectividad a mantener una actitud cívica y preventiva, “Vemos con preocupación en cada una de las inspecciones que personas continúan lanzando objetos y basura a los ríos, caños y canales, es importante recordar que la Protección Civil es tarea de todos”, indicó.

La resiliencia frente a los desastres es para toda la vida – Día Internacional para la Reducción de Desastres

Capacitación sobre la reducción del riesgo de desastres en las Filipinas. Foto: UNISDR

Con las aportaciones de nuestras personas mayores, mejora la resiliencia de la comunidad en su conjunto frente a los desastres. La experiencia y conocimientos que han acumulado a lo largo de sus vidas nos ayudan a comprender estas situaciones de emergencia y a planificar la respuesta. Las contribuciones y necesidades específicas de este colectivo social deben por tanto ser incorporadas en el marco para la reducción del riesgo de desastres que se elabora para 2015

Tengamos presente que el grado de devastación, en pérdida de vidas humanas y daños materiales, que causan las manifestaciones extremas de fenómenos naturales —como las inundaciones, sequías, ciclones, terremotos o erupciones volcánicas— resulta de la combinación entre las fuerzas de la naturaleza y la actividad humana.

El efecto que estos peligros naturales tienen sobre las poblaciones depende en gran medida de decisiones que tomamos, a nivel individual o colectivo, respecto a nuestras formas de vida y al medio ambiente: desde la planificación de nuestras ciudades y el cultivo de los alimentos, hasta la enseñanza que recibimos en las escuelas. Es más, la actividad humana también influye en la frecuencia y la intensidad de estos fenómenos, por ejemplo, a través del calentamiento global.

La puesta en marcha de sistemas de prevención, alerta temprana, preparación y recuperación rápida disminuyen el riesgo y mitigan los efectos devastadores de las fuerzas de la naturaleza.

Por todo ello, la Asamblea General de la ONU decidió designar el 13 de octubre como Día Internacional para la Reducción de los Desastres con el propósito de concienciar a los gobiernos y a las personas para que tomen medidas encaminadas a minimizar estos riesgos.

Previamente, durante el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (1990-1999) y hasta 2009, el entonces denominado Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales se celebraba el segundo miércoles de octubre.

«[...] es importante reconocer que las personas de edad tienen importantes contribuciones que aportar a la comunidad en su conjunto. Su larga experiencia puede contribuir a reducir los riesgos que plantean los desastres. Debemos procurar que participen en la gestión del riesgo de desastres, así como en los procesos de planificación y adopción de decisiones.»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon,
con motivo del Día Internacional para la Reducción de los Desastres
13 de octubre de 2014

La Foto…Atención médica odontológica en Montalbán

IMG_20141002_102522

En dias recientes comisión de la institución realizó Jornada de Atención médica odontológica gratuita a través de Clínica Móvil en el municipio Montalbán beneficiando a la comunidad y sobretodo a los niños, niñas y adolescentes. Para mayor información sobre solicitud de este servicio acudir a nuestra sede en Lomas del Este, llamar al 0241-8593969 o escribir a @PCCarabobo

¿Por qué se vuelan los tejados cuando pasa un huracán?

¿Por qué se vuelan los tejados cuando pasa un huracán?En esencia, es lo mismo que sucede cuando sostenemos un folio por el lado corto y lo colocamos junto a nuestros labios. Si soplamos por encima de él veremos cómo se eleva.

Esto es debido al denominado principio de Bernoulli, en honor al físico suizo Daniel Bernoulli, que lo enunció por primera vez en 1738. Así, cuando un fluido, ya sea un líquido o un gas, se mueve a gran velocidad, la presión disminuye.

Las alas de los aviones, por ejemplo, se diseñan para que el flujo de aire que circula por encima de ellas vaya más rápido que el que va por debajo. Esto provoca una diferencia de presión cuyo efecto resultante es la aparición de una fuerza ascensional.

Algo similar ocurre en el caso del tejado: como el aire que viaja por encima va a gran velocidad, la presión que ejerce sobre él es inferior a la que realiza el aire que se encuentra en el interior de la casa. El efecto neto es una fuerza que tira de la estructura hacia arriba.

Ahora bien, puede pasar que esa diferencia de presión no sea la suficiente para arrancarlo. En ese caso, el aire entra dentro de la casa por las aberturas, las presiones se igualan y, en consecuencia, el tejado se desploma sobre la casa, lo que provoca su derrumbe.