Se cumplen 47 años del Terremoto de Caracas

 
Noticia

El 29 de julio de 1967 a las 20:05 (HLV), cuando los caraqueños celebraban los 400 años de la fundación de la ciudad capital, ocurrió el denominado Terremoto Cuatricentenario de Caracas, evento que ocasionó daños importantes en Caraballeda, Caracas y el litoral central, y fue sentido en la región norte central del país.

El terremoto tuvo una magnitud entre 6.5 a 6.7, su epicentro se ubicó en el litoral central, a 20 km de la ciudad, duró aproximadamente 35 segundos y afectó mayormente a las zonas de Altamira, Los Palos Grandes y el Litoral Central.

Según datos proporcionados por instituciones del país hubo aproximadamente 300 muertos, 2.000 heridos y pérdidas materiales superiores a los 400 millones de bolívares.

El Terremoto de Caracas ocasionó la ruina total de 4 edificios y la ruina parcial de otros que posteriormente fueron demolidos. El colapso de algunas edificaciones de poca altura en el área de Caraballeda y los efectos locales del terreno en el valle de Caracas e inmediaciones, constituyeron evidencias y experiencias en la ingeniería sismorresistente.

Nace Funvisis

El terremoto de Caracas del 29 de julio de 1967, impulsó el avance de las investigaciones sismológicas en el país. A partir de esa fecha, por disposición presidencial, se crearon dos comisiones para evaluar los efectos del sismo.

Una de ellas, por resolución del Ministerio de Obras Públicas, se dedicó a la investigación de las causas que provocaron las fallas en varios edificios del Área Metropolitana de Caracas y el Litoral Central, mientras que la otra, por disposición del Ministerio de Minas e Hidrocarburos, se encargó de determinar las causas, características y consecuencias del sismo.

Como resultado de estas investigaciones, se planteó ante el Ejecutivo Nacional la necesidad de crear una institución especializada en el estudio e investigación de los eventos sísmicos, los cuales, lejos de constituir eventos fortuitos, forman parte de la dinámica terrestre.

De esta forma y acogiéndose a las propuestas de las comisiones ad-honorem designadas según el Decreto N° 797 del 24 de noviembre de 1971, se establece la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) mediante el decreto N° 1053, publicado en la Gaceta Oficial N° 29864 de fecha de 27 de julio de 1972.

Cortesía: Funvisis

Andar en moto con seguridad

 
   

El casco es obligatorio tanto para el conductor como para el acompañante. Al adquirir uno, verificar que esté certificado por un organismo internacional y que proteja la parte superior de la cabeza en forma continua. Además, debe contar con un revestimiento interior absorbe impactos, un relleno confortable y un sistema de retención para asegurarlo a la cabeza. Si no cuenta con una mica incorporada para proteger los ojos, hay que usar lentes.

Las manos tienen que estar protegidas con guantes y los brazos y piernas con ropa que los cubra completamente, para evitar las heridas a la piel que se producen al arrastrarse por el suelo en caso de una caída. Lo ideal es que la ropa sea gruesa o de cuero. En vez de zapatillas o zapatos livianos, prefiera botas que les protejan los tobillos. El uso de ropa de colores vistosos permite que los peatones y otros conductores puedan advertir su presencia a tiempo. 

Es aconsejable ponerle elementos reflectantes al casco. Si ha sufrido un impacto debe reemplazarse, ya que los materiales que lo componen pierden la capacidad de absorción del choque. Es indispensable contar con la licencia, respetar las reglas del tránsito y circular a una velocidad prudente.

Protección Civil e Inparques desplegaron Jornada de Reforestación en Parque Nacional San Esteban

En el marco del cumplimiento del quinto objetivo histórico del Plan de la Patria de contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana, el Instituto Autónomo de Protección Civil y Administración de Desastres de Carabobo (Iapcadec) en conjunto con Inparques realizó con éxito, este viernes, una Jornada de reforestación en el parque San Esteban.

Desde la sede de los Bomberos Forestales de Inparques en el sector Las Josefinas de San Diego, Juan Carlos Vitas, presidente de Protección Civil Carabobo, informó que durante esta actividad en la cual además participaron el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, Misión Árbol, Misión Nevado, Hidrocentro, Brigada Ambiental de la Guardia Nacional Bolivariana, Milicia Nacional Bolivariana y el Concejo Legislativo de la entidad, se dispersaron un total de 45 mil semillas, 9 mil avíos y la siembra de 500 árboles.

“Cumpliendo lineamientos del gobernador Francisco Ameliach, estamos hoy (viernes) desarrollando esta labor ambiental, acompañados de más de 200 personas, incluidos jóvenes de diferentes centros educativos de la zona y agrupaciones voluntarias denominadas Auron, quienes se encargan de promover y participar en labores ambientalistas”, explicó.

Vitas se mostró satisfecho con la jornada al tiempo que alabó este tipo de iniciativas en la región. “Desde el Gobierno Regional queremos agradecer el apoyo de todas las instituciones presentes y también invitar al sector público, privado y a las comunidades a participar en este tipo de actividades”, indicó.

Niños activos por el planeta
Una de las personalidades asistentes a la jornada fue la diputada Flor García, presidenta del Concejo Legislativo Bolivariano de la entidad, quien destacó la participación de los niños y niñas en esta reforestación. “No pudo haberse hecho de una manera más hermosa que con la participación de nuestros niños, las felicitaciones están dirigidas principalmente a ellos y también a las autoridades que hicieron posible esta labor”, señaló.

García manifestó que con estas acciones se demuestra el sentido conservacionista de los carabobeños. “Esto sirve un poco para demostrar que mientras un grupo muy pequeño destruye y queman como una forma de protesta, la gran mayoría y fundamentalmente nuestros niños y niñas están sembrando árboles y contribuyendo con nuestro planeta”, sentenció.

Recuperación tras incendios forestales

Por su parte, María Eugenia López, directora regional de Inparques, reveló que por primera vez se contó con la integración de los niños que realizaron los 9 mil avíos que también serán utilizados en los próximos días, en los cuales se tiene pautado un lanzamiento aéreo con el apoyo del destacamento número 2 de la Guardia Nacional Bolivariana.

“Con el apoyo de las instituciones educativas U.E Centro de Luces, Colegio Ambientalista de Naguanagua, los núcleos rurales La Luz y Quebrada Honda además de la Casa Hogar María Auxiliadora, estos avíos serán utilizados en la dispersión en la parte alta del Parque Nacional San Esteban en los sectores Rio Cúpira y La Entrada, además de la cabecera del Cerro El Café y Cerro Casupo”, agregó.

En el mismo orden de ideas, López destacó que estas son las zonas prioritarias de recuperación tras los incendios forestales de esta temporada, los cuales afectaron más de 3 mil hectáreas.

Datos de la reforestación
Las especies utilizadas durante la reforestación terrestre fueron apamate, caoba, leucaena, aguacate, mangos, araguaney, caro-caro, entre otros, mientras que para la elaboración de los 9 mil avíos, se utilizaron 45 mil semillas de especies forestales como leucaena, caro-caro, jabillo, apamate y caoba.

Los denominados “avíos”, son paquetes de 400 gramos, enriquecidos entre 15 o 20 semillas pregerminadas, con nutrientes y tierras abonadas, que son envueltas en papel periódico para garantizar su crecimiento en áreas de difícil acceso por vía terrestre. A través de esta técnica las plantas que germinen tendrán el alimento que está dentro del paquete y se podrán desarrollar en este espacio natural afectado principalmente por los incendios forestales.

Al lanzar cada paquete se garantiza que al menos entre el 40 y el 50% de las semillas germine, es decir que por cada mil semillas arrojadas se pueden establecer entre 400 ó 500 árboles, de acuerdo a la experiencia del Viceministerio de Conservación Ambiental y Desechos Sólidos.

Protección Civil Carabobo denuncia campaña de desprestigio a través de redes sociales

Juan-Carlos-Vita-pdte-Instituto-Autonomo-Proteccion-Civil-11

(Valencia, 08 de julio 2014/) .- El Instituto Autónomo de Protección Civil y Administración de Desastres de Carabobo (Iapcadec) a través de su presidente, Juan Carlos Vitas, denunció este martes una campaña de desprestigio en contra de este organismo por parte de sectores de oposición a través de la publicación de fotos antiguas en portales web y redes sociales.

Vitas comentó que en días recientes se ha estado propagando una fotografía que muestra a una unidad ambulancia presuntamente de la institución en situación fuera de sus funciones, aclarando que esta gráfica es de vieja data y corresponde a la gestión del anterior gobierno nefasto de oposición.

“Es evidente que la ambulancia está rotulada con los logos y color característico (amarillo) de la gestión de los Salas Römer, desde el inicio del Gobierno Bolivariano en Carabobo las unidades están identificadas con franjas rojas y con los logotipos propios del actual ejecutivo regional” añadió.

Vitas señaló que esta situación se ha venido repitiendo en los últimos meses con la publicación de informaciones y fotografías falsas con el objetivo de desacreditar el trabajo que se viene desarrollando en la institución de la mano de los trabajadores.

“Con esto no sólo buscan tapar los logros alcanzados por la actual directiva, sino también denigrar a los dignos trabajadores de Protección Civil Carabobo, quienes día a día salen a las calles a realizar su labor con ética, compromiso y sobretodo solidaridad con el ciudadano”, apuntó.

Exhortó a la población a no hacerse eco de estas publicaciones falsas que a través de grupos opositores que se ocultan en perfiles aparentemente oficialistas y tratan de dañar la imagen de este respetado organismo y sus trabajadores.

Recordó a quienes promueven este tipo de acciones de descredito que, “La Victoria no se logra destruyendo a los demás sino superándose así mismo”, sentenció.

CV